Comprender y apoyar a los niños con TDAH

Foto del autor

Por María Dubois

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del desarrollo neurológico (NDD) que afecta a muchos niños en todo el mundo. Se estima que alrededor del 5% de los niños en edad escolar se ven afectados por este trastorno, que se caracteriza por dificultad para concentrarse, impulsividad y en ocasiones hiperactividad. En este artículo te ofrecemos una mejor comprensión del TDAH en niños, sus causas, sus consecuencias y las formas de apoyarlo en el día a día.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno del desarrollo neurológico que se manifiesta como déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Estos síntomas pueden variar en intensidad de un niño a otro y evolucionar con la edad. Hay tres tipos de TDAH:

  1. TDAH desatento : el niño tiene dificultades para concentrarse en una tarea, escucharla y completarla con éxito. Se distrae con facilidad y a menudo olvida instrucciones o citas.
  2. TDAH hiperactivo-impulsivo : el niño está frecuentemente agitado, se mueve mucho y tiene dificultad para quedarse quieto. Tiende a actuar sin pensar en las consecuencias de sus actos y a interrumpir a los demás.
  3. TDAH combinado : el niño presenta tanto dificultades de atención como síntomas de hiperactividad e impulsividad.
niño y TDAH

Las causas del TDAH

Las causas exactas del TDAH aún no se comprenden completamente, pero parecen estar involucrados varios factores:

  • Factores genéticos : El TDAH tiende a darse dentro de las familias. Los estudios han demostrado que ciertos genes podrían estar involucrados en su desarrollo. Así, los niños que tienen un padre con TDAH tienen entre tres y siete veces más probabilidades de desarrollar este trastorno.
  • Factores ambientales : la exposición a sustancias tóxicas (tabaco, alcohol, drogas) durante el embarazo, el bajo peso al nacer o las complicaciones durante el parto podrían aumentar el riesgo de desarrollar TDAH. Además, determinados factores de estrés o deficiencias educativas también pueden influir en la aparición del trastorno.
  • Factores neurológicos : anomalías en el funcionamiento y la estructura de determinadas regiones del cerebro podrían ser la causa del TDAH. También estarían implicados neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que desempeñan un papel en la regulación de la atención y las emociones.
Lea también:  ¿Cómo proteger a su cónyuge en una familia mixta?

Las consecuencias del TDAH en la vida de un niño

El TDAH puede tener un impacto significativo en la vida de un niño, académica, social y emocionalmente.

  • Dificultades academicas : Los niños con TDAH suelen tener dificultades para seguir el ritmo de clase, concentrarse en los deberes y organizar el trabajo. Pueden encontrar dificultades de aprendizaje, particularmente en lectura y escritura, y tener resultados académicos por debajo de sus capacidades.
  • Relaciones sociales difíciles : La impulsividad y la hiperactividad pueden complicar las relaciones con otros niños. Los niños con TDAH pueden tener dificultades para hacer amigos, seguir reglas y manejar conflictos.
  • Autoestima frágil : Los niños con TDAH pueden sufrir falta de confianza en sí mismos, especialmente debido a las dificultades que encuentran en la escuela y en las relaciones sociales. También pueden tener problemas emocionales, como ansiedad o depresión.

Diagnóstico de TDAH en ninos

El diagnóstico de TDAH se basa en una evaluación exhaustiva del niño, realizada por un profesional de la salud (pediatra, psicólogo, psiquiatra, etc.). Esta valoración tiene en cuenta los síntomas que presenta el niño, su intensidad, su duración y su impacto en su vida diaria. Se pueden utilizar cuestionarios y pruebas para afinar el diagnóstico y descartar otros trastornos que puedan presentar síntomas similares (trastornos del aprendizaje, trastornos de ansiedad, etc.).

niño y TDAH

Cómo apoyar a un niño con TDAH

Para apoyar mejor a un niño con TDAH, es fundamental implementar estrategias adaptadas a sus necesidades y ayudarlo a desarrollar habilidades para superar sus dificultades.

  1. Organizar el ambiente : cree un espacio de trabajo tranquilo y organizado, limite las distracciones y establezca rutinas claras. También es importante proporcionar momentos de descanso y actividades de relajación para que el niño pueda recargar pilas.
  2. Adaptar la comunicación : dé instrucciones claras y precisas, utilice apoyos visuales y compruebe la comprensión del niño. También es fundamental animar al niño a expresar sus emociones y comunicar sus dificultades.
  3. Fomentar la autonomía : enseñar al niño a organizarse, planificar sus tareas y gestionar su tiempo. Herramientas como calendarios, listas de tareas pendientes y temporizadores pueden resultar útiles para ayudarles a desarrollar su independencia.
  4. Promocionar los éxitos : refuerce el comportamiento positivo y el progreso del niño elogiándolo y recompensándolo. Es fundamental centrarse en sus fortalezas y éxitos, más que en sus fracasos y dificultades.
  5. Promover actividades físicas y de relajación. : las actividades deportivas y de relajación pueden ayudar a los niños a gestionar mejor su energía y su estrés. También ayudan a mejorar la autoestima y las relaciones sociales.
  6. Apoya a la familia : apoyar a un niño con TDAH puede resultar complicado para los padres pero también para los hermanos y hermanas. Puede ser crucial dejar tiempo para el debate y el apoyo entre los diferentes miembros de la familia y no dudar en buscar ayuda de profesionales (psicólogos, asociaciones, etc.).
Lea también:  Educación parental: un reto para los padres

Tratamientos para el TDAH en ninos

No existe un tratamiento único para el TDAH, sino que se pueden combinar varios enfoques terapéuticos para ayudar al niño a superar sus dificultades.

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC) : este enfoque tiene como objetivo ayudar al niño a desarrollar estrategias para mejorar su atención, gestión del tiempo y relaciones sociales. Se puede realizar en sesiones individuales o grupales.
  • Terapia de juego : este enfoque permite al niño expresar sus emociones y trabajar sus dificultades a través del juego. Puede resultar especialmente adecuado para los niños pequeños.
  • Soporte academico : el apoyo personalizado en la escuela, como un profesor de referencia o un asistente escolar, puede ayudar al niño a superar sus dificultades académicas e integrarse en la clase.
  • Los medicamentos : En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para reducir los síntomas del TDAH. Los psicoestimulantes, como el metilfenidato (Ritaline®), son los más utilizados. Actúan aumentando la disponibilidad de neurotransmisores implicados en la regulación de la atención y las emociones.
Niño y TDAH - madre con hijo

Los diferentes tipos de TDAH y sus principales características

Tipo de TDAHCaracterísticas principales
TDAH desatento- Dificultad para concentrarse
– Distracción frecuente
– Olvidar instrucciones
TDAH hiperactivo-impulsivo– Agitación motora
– Impaciencia
– Dificultad para esperar el turno.
TDAH combinado– Síntomas de falta de atención.
– Síntomas de hiperactividad e impulsividad.

En resumen, el TDAH es un trastorno complejo que requiere un tratamiento adecuado y apoyo personalizado. Implementando estrategias educativas y promoviendo el bienestar del niño, es posible ayudarlo a superar sus dificultades y prosperar. El apoyo de la familia y de los profesionales de la salud es fundamental para que el niño pueda desarrollar sus habilidades e integrarse armoniosamente en su entorno escolar y social.

Lea también:  Los padres y los hijos se convierten en adultos. ¿Cómo mantener una relación armoniosa?

Deja un comentario