Los principios clave de la crianza positiva

Foto del autor

Por María Dubois

Para empezar, la crianza positiva es un nuevo enfoque de la educación. Se enfoca en el desarrollo de las fortalezas y el bienestar de los estudiantes, no en su desempeño académico. Se basa en la idea de que los estudiantes que son felices, saludables y resilientes tienen más probabilidades de tener éxito en la escuela y en la vida.

Principios importantes de la crianza positiva

La crianza positiva se basa en muchos principios, los más importantes de los cuales son:

  • La gentileza
  • Cooperación
  • ánimo
  • disciplina constructiva

Estos son solo algunos de los principios clave de la crianza positiva. Al usar estos principios, las escuelas pueden crear un ambiente positivo y de apoyo para que los estudiantes prosperen.

La gentileza

La crianza positiva enfatiza la importancia de la bondad y la compasión. Los estudiantes aprenden a ser amables consigo mismos, con los demás y con el mundo que los rodea.

La amabilidad es una cualidad humana fundamental que es esencial para una vida feliz y exitosa. Las personas solidarias tienen más probabilidades de tener relaciones sólidas, tener éxito en sus carreras y vivir vidas más largas y saludables. La educación positiva enseña a los estudiantes la importancia de la bondad al darles la oportunidad de practicarla en su vida diaria. Como primer paso, se puede pedir a los alumnos que hagan algo bueno por un extraño, que dediquen su tiempo a ayudar a los demás, pero también que simplemente estén más atentos a las necesidades de los demás.

Lea también:  Independencia intelectual: enseñar a los niños a pensar por sí mismos

Cooperación

La crianza positiva también debe enfatizar la importancia de la cooperación y el trabajo en equipo. Los estudiantes aprenden a trabajar juntos para lograr objetivos comunes.

La cooperación es otra habilidad esencial para el éxito en la escuela y en la vida. Hay que decir que cuando las personas cooperan, pueden lograr más de lo que podrían lograr solas. La educación positiva enseña a los estudiantes la importancia de la cooperación al darles la oportunidad de trabajar juntos en proyectos y tareas. Por ejemplo, se puede pedir a los estudiantes que trabajen juntos en un proyecto grupal, resuelvan un problema en equipo o simplemente compartan sus ideas y opiniones.

principios clave de la educación positiva

ánimo

La crianza positiva enfatiza la importancia del estímulo y el apoyo. Los estudiantes que son elogiados por sus fortalezas y éxitos superan sus dificultades más fácilmente.

El estímulo es una herramienta poderosa que puede ayudar a los estudiantes a alcanzar sus metas. Cuando los estudiantes alentados se sienten apoyados y valorados, puede aumentar su confianza en sí mismos y su motivación. Esto puede conducir a un mejor rendimiento académico y bienestar general. La educación positiva les enseña a los estudiantes la importancia del estímulo al brindarles retroalimentación positiva y ayudarlos a identificar sus fortalezas. Por ejemplo, los estudiantes pueden ser elogiados por su arduo trabajo, creatividad o ayuda.

disciplina constructiva

La crianza positiva enfatiza la importancia de la disciplina constructiva. Los estudiantes aprenden a tomar decisiones responsables y resolver conflictos pacíficamente.

Lea también:  Entrenamiento para ir al baño: ¿cómo tener éxito?

La disciplina constructiva es una forma de enseñar a los estudiantes cómo tomar decisiones responsables y cómo resolver conflictos de manera pacífica. Se basa en la idea de que los estudiantes son capaces de aprender y crecer, y que merecen ser tratados con respeto. La educación positiva les enseña a los estudiantes una disciplina constructiva brindándoles expectativas claras, estableciendo límites y ayudándolos a aprender de sus errores. Cuando los estudiantes reciben una advertencia por romper una regla o son invitados a participar en un círculo de justicia restaurativa para resolver un conflicto.

Para concluir

Al seguir estos principios, las escuelas pueden crear un entorno positivo en el que los estudiantes puedan prosperar. La educación positiva no es una varita mágica, pero es una forma efectiva de ayudar a los estudiantes a desarrollar las habilidades y cualidades que necesitan para tener éxito en la escuela y en la vida.

Deja un comentario